Venenos: ACQUA TOFFANA

El veneno Acqua Toffana era un agua milagrosa inventada por mujeres con la finalidad de hacer sufrir y deshacerse de los malos maridos.

La primera actuación criminal de una toffana fue en Palermo en el año 1633. Una mujer envenenó a su marido como si esta agua tuviera la virtud de transmutarlo en otro más de su agrado. Aliñó la ensalada de su marido pero éste, con la intención de gastarle una broma, le cambió el plato sin que ella se diera cuenta; cuando ésta estaba a punto de morir confesó lo que había tramado y así descubrieron a quién le había comprado el agua. Se trataba de la señora Tofania D’Adamo, conocida como la “Gnura Tufana”. La policía interrogó a esta mujer y le preguntaron si el veneno se lo había facilitado Francesca Rapisarda “la Sarda” (famosa envenenadora ejecutada años atrás) pero ella les contestó que no, que ella era la maestra de Francesca. El 12 de Julio de 1633 la ejecutaron ahorcándola, previa tortura, en la Plaza Marina. Pasada la noche la bajaron de la horca, la descuartizaron y cada parte fue llevada a lugares abandonados lejos de la ciudad para que fueran devorados por las alimañas. Su ejecución, contrariamente a lo que quizá intentaron conseguir, no acabó con su ciencia y alguna de sus discípulas conocía su fórmula del Acqua Toffana llevándola desde Sicilia a Nápoles, pasando a llamarse “Acqua di Napoli”.

A mitad del s. XVII reapareció en Roma vendida como un cosmético en frasquitos con una efigie de San Nicolás de Bari. Y realmente era muy efectiva, pero no como cosmético, sino como medio para librarse de los hombres que no cuidaban sus matrimonios o ue ya no interesaban a sus mujeres. Según algunos, la receta la trajo Giulia Toffana (hija de Gnura), según otros, la discípula era su sobrina.

Pero, ¿de qué se compone este veneno? Es un líquido incoloro e insípido, que se supone, porque no se sabe con exactitud, que contenía arsénico, plomo y, posiblemente, belladona y antimonio. Cinco o seis gotas de esta concentración añadidas en las comidas mataban la salud lentamente, haciendo desaparecer el apetito y produciendo una sed terrible acompañada de cansancio y abatimiento, posteriormente, se convertía en tedio, depresión profunda y, finalmente la muerte. Si la concentración era mayor producía la muerte directamente. El veneno no dejaba huella al alcance de los análisis toxicológicos de la época. No tenía antídoto aunque, según algunos escritos, el vino lo neutralizaba; por el contrario, mezclado con el café o el chocolate era muy efectivo.

Un día una clienta denunció el negocio pero sus beneficiarias impidieron la detención de la Toffana y un convento le concedió asilo. Tras hacerse pública la noticia y correr el bulo de que todo el agua de Roma había sido envenenada, la policía detuvo a Giulia por la fuerza sacándola del convento. Ésta confesó haber matado a unas seiscientas personas y, junto a su hija y otras cómplices, fueron ajusticiadas en Julio de 1659 en Campo dei Fiori, la misma plaza en la que en 1600 había sido quemado en la hoguera Giordano Bruno por defender la teoría heliocéntrica. El cadáver de Giulia fue lanzado al patio del convento y otras de sus cómplices acabaron emparedadas vivas en el Palacio Puzzi.

Pero este suceso tampoco acabó con el negocio del Acqua Toffana, ni mucho menos. A finales del s.XVIII  fue ahorcada en Palermo Giovanna Bonnano conocida como “vecchia del aceto” (la “vieja del vinagre”). Bonnano, que vivía como una mendiga, fue ajusticiada cuando tenía casi 80 años.

El componente principal del líquido milagroso que vendía esta mujer era el “vinagre” matapiojos que se adquiría en farmacias y se componía de 1 libra de agua, 3 onzas de vino blanco y 1 gr de arsénico blanco. Este preparado tampoco dejaba rastros detectables por los médicos de la época pero todo se descubrió cuando murió accidentalmente el hijo de una clienta que, apenada por lo sucedido, confesó quién le había vendido el vinagre y de esta manera pudieron detener a más de 50 personas implicadas en el negocio. Bonnano fue condenada a morir en la horca y sus cómplices a penas de veinte años o más de cárcel. A excepción del boticario, Saverio La Monaca, que fue absuelto. Así, el 30 de Julio de 1789, en la Plaza del Conde de Villena, el Marqués de Villabianca redactó un manuscrito con la historia y el gobierno de Sicilia permitió a algunos artistas retratar la espantosa efigie de la ajusticiada, reproduciéndola en arcilla en forma de busto que actualmente se conserva en el Museo Nacional. Y dos pintores hicieron unos retratos que se conservan en el diario de Villabianca, uno de ellos obra de Bartolomeo Pollini hecho por encargo del milanés Carlo Gatti.. Basándose en esta historia crearon una obra de teatro llamada “Vecchia del aceto”, representada en la Plaza Marina en Septiembre de ese mismo año.

Los conocimientos no murieron con ellas y llegaron a Francia de la mano del químico italiano Exili y de Madeleine d’Aubray, la marquesa de Brinvilliers, provocando tal preocupación en la Corte de Versalles que el rey Luis XIV tuvo que crear un órgano judicial específico para juzgar estos casos: el Tribunal de Venenos (1679 a 1682).

Y la historia continúa… Stendhal en su obra “Promenades en Rome” (1829) refiere que 40 años antes se seguía usando en Roma pues es sabido que la princesa Giustiniani estuvo a punto de morir tras ingerirla por error. También Alejandro Dumas la cita en su obra “El Conde de Montecristo”.

Quizá el envenedado por Acqua Toffana más ilustre pudiera ser Mozart. Hay una hipótesis en referencia a su muerte, según dijo su esposa (él mismo lo creía) había indicios de que 6 meses antes de morir pudo ser envenenado lentamente por desconocidos.

Hoy día “los malos maridos” están a salvo; estas historias de las envenedadoras de Sicilia, Nápoles, Roma y Perugia ya son sólo leyenda…

¿o no…?

© 2014. Todos los derechos reservados por Maka. "Toffana" (autorretrato).

© 2014. “Toffana” (autorretrato).

Maka

Anuncios

Reflexiones...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s