“NON OMNIS MORIAR”, de Manuel Gutiérrez Nájera

¡No moriré del todo, amiga mía!
de mi ondulante espíritu disperso,
algo en la urna diáfana del verso,
piadosa guardará la poesía.

¡No moriré del todo! Cuando herido
caiga a los golpes del dolor humano,
ligera tú, del campo entenebrido
levantarás al moribundo hermano.

¡Tal vez para entonces por la boca inerme
que muda aspira la infinita calma,
oigas la voz de todo lo que duerme
con los ojos abiertos de mi alma!

Hondos recuerdos de fugaces días,
ternezas tristes que suspiran solas;
pálidas, enfermizas alegrías
sollozando al compás de las violas…

Todo lo que medroso oculta el hombre
se escapará vibrante del poeta,
en áureo ritmo de oración secreta
que invoque en cada cláusula tu nombre.

Y acaso adviertas que de modo extraño
suenan mis versos en tu oído atento,
y en el cristal, que con mi soplo empaño,
mires aparecer mi pensamiento.

Al ver entonces lo que yo soñaba,
dirás de mi errabunda poesía:
era triste, vulgar lo que cantaba…
mas, ¡qué canción tan bella la que oía!

Y porque alzo en tu recuerdo notas
del coro universal, vívido y almo;
y porque brillan lágrimas ignotas
en el amargo cáliz de mi salmo;

porque existe la Santa Poesía
y en ella irradias tú, mientras disperso
átomo de mi ser esconda el verso,
¡no moriré del todo, amiga mía!

© 2014. Todos los derechos reservados por Maka. "Guardiana del Silencio".

© 2014. Todos los derechos reservados por Maka. “Guardiana del Silencio”.

Manuel Gutiérrez Nájera (1859-1895), fue un poeta, escritor y cirujano mexicano. Se le considera el iniciador del modernismo literario en México.
Sus influencias son: Musset, Gautier, Baudelaire, Flaubert, Leopardi.

• Podéis escuchar la poesía recitada aquí.

Maka

Anuncios

“ÚLTIMA LUNA”, de Reinaldo Arenas

Por qué esta sensación de ir a buscarte
hacia donde por mucho que vuele
no he de hallarte.
Qué terror sin tiempo ahora me impele
a por sobre tanto terror siempre evocarte.
No ha de encontrar sosiego nuestra pena
(que hallarlo sería comenzar otra condena)
y por lo mismo jamás cesaré de contemplarte.
Luna, una vez más aquí estoy detenido
en la encrucijada de múltiples espantos.
El pasado es todo lo perdido
y si del presente me levanto
es para ver que estoy herido
(y de muerte)
porque ya el futuro lo he vivido.
Ésa, indiscutiblemente, ésa es la suerte
que por venir del infierno arrostro.
Extraña amante,
sólo me queda contemplar tu rostro
(que es el mío)
porque tú y yo somos un río
que recorre un páramo incesante,
circular e infinito:
un solo grito.

© 2014. Todos los derechos reservados por Maka. "Última Luna".

© 2014. Todos los derechos reservados por Maka. “Última Luna”.

Reinaldo Arenas Fuentes (1943-1990), novelista, dramaturgo y poeta cubano.

Maka

Fragmento de “LA PEQUEÑA PASIÓN”, de Pilar Pedraza

No recordaba si le costó mucho decidirse a aplicar el filo a la carne, ni si la primera muñeca le dolió -creía que no-, ni si le fue difícil cortarse la segunda. Se lo pregunté porque es un extremo que siempre me ha intrigado en esta clase de suicidios. Sólo sabía que de pronto se encontró en un mundo luminoso, en pendiente hacia el sueño, y que sintió una felicidad increíble, supongo que como la que me produjo a mí la ingestión de un fuerte analgésico que me administraron en el hospital cuando me rompí la pierna, después de que Gabriel hurgara en ella y me pusiera un clavo. Aquella felicidad consistía en una profunda sensación de frescura acompañada de la convicción de que se está solo en el mundo, de que uno es Dios. Dijo que sobrevino la calma, y después nada.

(…) Se admiró de su propio valor: se lo había cortado todo, parecía mentira, venas, tendones, casi hasta el hueso. Y eso que se tenía así mismo por un cobarde. Pero no lo era: << Aquí está la prueba>>, dijo enarbolando ante mí sus muñecas vendadas como si fueran un trofeo.

© 2014. Todos los derechos reservados por Maka. "Fin de la Vie".

© 2014. Todos los derechos reservados por Maka. “Fin de la Vie”.

Nota: la sangre es real (mía).