El origen de San Valentín

Esta festividad cristiana, conocida mundialmente, tiene su verdadero origen en una festividad pagana, “Fiestas Lupercales”, que no tenía nada que ver con el amor sino con el sexo y la fertilidad que los romanos celebraban del 13 al 15 de Febrero, en honor de Lupercus, dios de la fertilidad.

Evandro, hijo de Mercurio y de una ninfa, llevó a los primeros itálicos hacia el monte Palatino donde fundó Palanteo, la ciudad que sería la abuela de Roma. Fue este rey mitológico quien ordenó la instauración de un festival donde se mezclaban las tradiciones antiguas de la caza y la trashumancia (el pastoreo nómada) con los rituales más complejos de las sociedades sedentarias. Sucede que en el hemisferio norte el 15 de febrero marca el final del invierno y el comienzo de la primavera, para los pueblos de la antigüedad se acercaba la época de comenzar a trabajar las tierras para la cosecha. Los rituales propiciatorios de la fertilidad, que bendijeran la tierra, eran de gran importancia para la supervivencia en un mundo donde una sequía o una plaga podían significar la aniquilación.

Los ítalos llegaron a la región de Lacio con sus dioses y también abrazaron el culto a deidades griegas, muy extendidas en el mundo Mediterráneo. Entre estos dioses se encontraba Pan, un fauno (una criatura mitad cabra y mitad hombre) dotado de un gran apetito sexual y que es el responsable de que hoy, según la tradición pagana, sepamos los secretos de la agricultura y el pastoreo. Un Prometeo lascivo, al que los pueblos antiguos del Lacio le devolvían el favor con grandes festividades sexuales y cambiándole el nombre por el de Fauno Luperco. Fue él quien había encontrado a Rómulo y a Remo en una cueva en el monte Palatino. La tradición más antigua afirma que se transformó en la loba que amamantó a los bebés para que no murieran. En su honor se celebraron, desde entonces, las grandiosas Fiestas Lupercales.

Eran seleccionados los jóvenes hijos de la aristocracia que habían cumplido un ritual previo de paso a la madurez que consistía en la supervivencia en las afueras de la ciudad durante semanas viviendo sólo de la caza. A estos jóvenes se les llamaba sodales lupercis (los amigos del lobo) o lupercos nombre que deriva de su comportamiento “salvaje” durante su rito de iniciación. Las Fiestas Lupercales arrancaban con un sacrificio ritual de animales domésticos.

Comenzaban sacrificando a un perro (símbolo de la impureza que moría con el invierno) y a varias cabras (símbolo de la prosperidad primaveral), luego los jóvenes lupercos eran untados en la sangre del perro usando el cuchillo ritual y, posteriormente, lavados con un trozo de lana bañado en leche. En ese momento lanzaban una enorme carcajada que anunciaba el comienzo de la festividad. El cuero de los animales sacrificados era cortado en finas tiras, llamadas fabruas, que los lupercos utilizaban para azotar a los presentes. Toda la fiesta se desarrollaba bebiendo grandes cantidades de vino y comiendo la carne de las cabras sacrificadas.

El acto de ser azotado por los lupercos suponía una purificación de los males del cuerpo y el alma, un despertar del apetito sexual y una mayor fecundidad en las mujeres. Se le llamaba februatio, una palabra que deriva de “pureza” en lengua etrusca. No estaba asociado a martirio alguno sino más bien a una desenfrenada actividad sexual colectiva, propiciatoria de la fertilidad. No por nada cuando los romanos comenzaron a consolidarse como una potencia imperial (que obtenía riquezas y alimentos de otras latitudes) las Fiestas Lupercales comenzaron a ser denunciadas como escandalosas por las propias clases dominantes que siglos atrás las fomentaban. Fueron finalmente prohibidas por el emperador cristiano Teodosio en 345 de nuestra era, que proscribió también todos los cultos paganos instaurando una tradición de intolerancia religiosa que se extiende hasta el día de hoy.

Esta fiesta pagana fue sustituida progresivamente por la conmemoración del martirio y muerte de San Valentín el 14 de febrero del año 270, hoy el Día de los enamorados. Según la leyenda, San Valentín era un sacerdote cristiano, anteriormente médico, que se opuso a ley que prohibía a los soldados casarse. El sacerdote desafió al Emperador Claudio II celebrando en secreto matrimonios para jóvenes enamorados. En consecuencia, el emperador Claudio ordenó encarcelar y matar a Valentín.
Valentín fue martirizado y ejecutado el 14 de febrero del año 270.
En su tumba Julia, la hija de un oficial romano al que había devuelto la vista Valentín, plantó un almendro de flores rosadas. De ahí que el almendro sea símbolo de amor y amistad duraderos.

 

Botellas Bellarmine

El propósito inicial de las “botellas de bruja” era protegerse de los ataques malignos de las brujas y de los espíritus. Esta tradición es originaria de Gran Bretaña y los colonos que emigraron la llevaron hasta América. Las botellas Bellarmine, o Bellaminos, tenían una característica destacada: es una representación de un rostro barbudo (Bartmankrüge o Bearman Jugs). Este rostro es una caricaturización de la faz del cardenal Belarmino, uno de los líderes de la Contrarreforma e inquisidor conocido con el sobrenombre de “El martillo de los herejes”. Este cardenal dirigió entre otros el proceso inquisitorial que llevó a Giordano Bruno a la hoguera, y el que hizo que Galileo se retractara públicamente de sus teorías astronómicas.

La primera mención conocida de este tipo de botella data del s. XVII. Joseph Blagrave dice en “Astrological Practice of Physick” (1671):  “Otra manera [de tratar a alguien embrujado] es recoger orina del paciente, en una botella, poner en ella tres clavos o agujas con un poco de sal blanca, y mantener esa orina siempre caliente. Si dejas esa botella tal cual va a poner en peligro la vida de la bruja, ya que impedirá que orine.”

Estas botellas sirven de señuelo para que cualquier energía o magia negativa (mal de ojo, enfermedades, envidias) que sea enviada hacia ti se derive a la botella. Se fabricaba cuando alguien creía que había sido hechizado, para devolver la maldición a quien la había causado.

En Cornwall hay un documento del s. XVIII que describe cómo hacer una botella de bruja, para que “ningún enemigo tenga poder sobre ti”. Se fabricaba en Luna Menguante y en ellas se introducían clavos y alfileres, sangre propia, mechones de cabello, recortes de uña, un pellizco de sal, fieltro y orina. Una vez acabada era enterrada (o en su defecto, escondida envuelta en tela negra en el fondo de algún armario).

Botella Bellarmine

***

Actualmente, siguen utilizándose y sirven tanto para alejar hechizos y maleficios como para atraer cosas a tu vida. La orina se ha sustituido por vinagre o vino, como elemento purificador (que representan a los fluidos corporales), se añadirán clavos y agujas (disipan la energía negativa), hilos enredados (para que las energías negativas se queden atrapados en ellos), hierbas, inciensos, resinas, cera, flores, cenizas, monedas, virutas de madera, etc. Finalmente la botella, de cristal, se sella con cera. En su origen se enterraba en la chimenea, en los muros de las casas o en el suelo. Ahora se entierran en el patio o el jardín, incluso en una maceta. El cuello de la botella siempre hacia abajo y mientras es enterrada se recita alguna oración de protección o de petición.

Se revisa una vez al año y si se ha roto debe ser sustituida.

*** Mi versión de una botella de bruja.
Pincha la imagen para verla en la galería ‘Coven’ de mi página web “Encuadres de Ligeia Eterna”.

 Maka

 

CULTO A LOS MUERTOS. Ofrendas florales II

Hay una amplia variedad de flores relacionadas con el recuerdo, la tristeza de la pérdida y, en general, lo referente a lo funerario:

– Despedida: ciclamen y aster

– Melancolía: geranio de hoja de roble

– Pena: tejo y jacinto púrpura

– Recuerdo: zinnia amarillla

– Reposo: correhuela azul

Respeto: narciso

– Sosiego del alma: pensamiento púrpura

– Inmortalidad (y vida): bellota

Eternidad: crisantemo

– Amar hasta el fin: azalea

Fugacidad de la existencia: flor del cerezo

Jamás te olvidaré: clavel rosa

Tristeza que termina: correhuela mayor

Lloro por ti: verbena púrpura

Te añoro: zinnia

No puedo vivir sin ti: prímula

Pensaré en ti: pensamiento

Más allá del espacio y el tiempo: espuela

Si pensáis hacer una ofrenda floral a vuestros difuntos en estos días tan especiales, o en cualquier otro momento del año, podéis guiaros con estos ejemplos.

Un ejercicio de observación que se me ocurre:

¿Qué flores son las que más destacan en los cementerios que visitáis?

Ofrenda de flores

Maka

 

CULTO A LOS MUERTOS. Ofrendas florales I

Muchas culturas honran la memoria de sus difuntos realizando ofrendas de flores pero, ¿de donde procede esta costumbre?

Los arqueólogos descubrieron restos humanos, en la cueva Shanidar 4 (Irak), que se remontan al hombre de Neandertal hace unos 45.000 a 60.000 años. En posición fetal, los cuerpos fueron acompañados originalmente con restos de comida, ocre e incluso pétalos de flores.

En la antigüedad, los muertos eran expuestos durante varios días con el propósito de velarlos y pedir por sus almas. Las técnicas de embalsamamiento de entonces no eran como las actuales y para camuflar el olor de la descomposición se quemaba incienso y se cubría el cadáver con distintos tipos de flores. Con el paso del tiempo esta costumbre se afianzó como señal de respeto y cariño al difunto, como una ofrenda en su memoria, a los espíritus que se cree que habitan en la otra vida, o como un elemento simbólico.

Las antiguas culturas paganas, decoraban tumbas, cuerpos o sepulcros con flores, sueltas o en ramos. Posteriormente, los cristianos también adoptaron esta tradición pagana.

lividas

Maka

Cueva Inmaculada, Purullena

Purullena es un municipio de Granada que destaca por su agricultura (la industria melocotonera es la más reconocida) y artesanía. Al siglo XVI se remonta su tradicional cerámica decorada con azul cobalto con la técnica del reflejo policromado, que puede encontrarse en diversas tiendas de la localidad.

Este lugar está lleno de Historia: fue habitada desde la Prehistoria y es conocida por ser un pueblo troglodita, con numerosas casas cuevas las cuales algunas de ellas aún son habitadas. Cuenta con algunos de los yacimientos arqueológicos más importantes de la provincia. En la Cuesta del Negro se descubrió un recinto fortificado de la cultura argárica datado en el 1800 antes de Cristo. En su necrópolis fueron excavadas casi medio centenar de tumbas, todas ellas con variado y rico ajuar conservado en el Museo Arqueológico y Etnológico de Granada, cerrado al público desde mayo de 2010 para su reforma. Aprovecho este post para expresar mi deseo, y el de muchos, de la reapertura de este museo que guarda piezas únicas e imprescindibles para conocer nuestra Historia e identidad cultural.

El pasado 28 de febrero, en una de mis excursiones en solitario, tuve la oportunidad de visitar Cueva Inmaculada, un museo etnológico donde se representa la vida en las cuevas a lo largo de diferentes etapas. Un lugar fascinante que se compone de tres cuevas excavadas en el Cerro de la Inmaculada (cueva actual, cueva antigua y cueva museo). Está declarado Monumento de Interés Municipal, junto a la iglesia parroquial de estilo Mudéjar del s.XV, y la entrada tiene un coste de 2,50€ que se abona a la persona que hay a la entrada de la primera cueva, que es la dueña y habitante de esta singular casa.

Os muestro en fotografías este museo y sólo publico algunas de las muchísimas tomas que saqué.

 

Cueva I

 

cueva II

 

Cueva III

 

Cueva IV

En la pared izquierda de la estancia anterior encontramos una excavación:

Cueva V

Y esta es la parte de la derecha del interior de la excavación:

Cueva VI

Estas escaleras nos conducen a la segunda cueva, donde podemos observar el estilo de vida en las cuevas de principios de los años XX:

Cueva VII

 

Cueva X

 

Cueva XI

 

Cueva XII

Cueva VIII

 

Cueva IX

 

Cueva XIII

 

Cueva XIV

El mapa de la 2ª cueva:

Cueva XV

Salimos a una terraza y si seguimos las huellas del suelo llegamos, desde el exterior, a la 3ª cueva:

Cueva XVI

El mapa de la 3ª cueva:

Cueva XVII

 

Cueva XVIII

La cocina:

Cueva XIX

Sierra Nevada al fondo…

Cueva XX

En loa siguiente fotografía el reloj que había en la torre de la iglesia. A su lado “Pura vida” de Hamlet, el disco que escuché en el viaje de ida y me pareció interesante que estuviera presente en este lugar tan especial.

Cueva XXI

La cocina desde otro acceso:

Cueva XXII

Sentada en la cama de la habitación que hay al lado de la cocina. Estando en esta habitación se fue la luz (cuando me fotografiaba a través de un espejo) y la verdad es que fue un poco inquietante, no lo puedo negar. Durante toda la visita estuve sola en las tres cuevas, nadie te acompaña, puedes realizar todas las fotografías que quieras y no tienes límite horario… absoluta libertad que requiere el máximo respeto con el entorno, por supuesto.

Cueva XXIII

Cuna en la misma habitación:

Cueva XXIV

 

Fotografía autografiada de Federico García Lorca:

Cueva XXIX

Esta es otra estancia, al lado de la anterior. Me gusta mucho fotografiar a contraluz porque todo adquiere un tono fantasmal precioso, como de otro tiempo:

Cueva XXV

La otra parte de la habitación. La religión cristiana está muy presente como veis.

Cueva XXVI

Al salir me llevé una sorpresa al encontrarme con la que probablemente sea la sonrisa más enigmática y estudiada de la Historia del Arte…

Cueva XXVII

Antes de salir puedes hacer un donativo que ayudará a mantener este lugar imprescindible en las condiciones más favorables para que su continuidad sea posible. Tengo que decir que todo está maravillosamente bien cuidado, limpio y perfumado.

Cueva XXVIII

Justo encima encontramos una colección de libros y unos archivadores donde se conservan las firmas de los visitantes.

Cueva XXX

Escalera donde finaliza el recorrido y que desemboca en el patio de la entrada, donde inicié mi aventura.

Cueva XXXI

Pero antes de irme aproveché la tranquilidad para sentarme un momento y escribir inspirada por esta enriquecedora experiencia.

Cueva XXXII

 

Cueva XXXIII

 

Su paisaje no te deja indiferente ya que en este lugar (en general en la Accitana o Comarca de Guadix) se encuentran las badlands, un tipo de paisaje ruiniforme de características áridas, muy erosionado por el agua y el viento. Las formas geológicas que se presentan en este tipo de paisaje son variadas: cañones, cárcavas, barrancos, canales y chimenea de hadas.

Cueva XXXIV

 

Cueva XXXV

La música elegida para volver a casa fue este discazo:

Cueva XXXVI

Y nada más llegar, ¡desenvolví la cerámica que compré en la tienda del museo! Me costó mucho decidirme porque había infinidad de cosas bonitas pero al fin opté por una ensaladera (tan útil para mí), un plato rectangular y un azulejo con una frase inspiradora.

Cueva XXXVII

 

Tengo pendiente una nueva visita a este museo que os recomiendo.

Maka

Walpurgisnacht

Desde la antigüedad, han existido grandes cultos a la Fertilidad y a la Naturaleza. Todas las culturas paganas europeas alrededor del primero de Mayo, mes consagrado a los antepasados (maiores) en la Antigua Roma, celebraban el solsticio de verano (actualmente lo celebramos en Junio), realizándose rituales para dar la bienvenida a los días cálidos y ahuyentar al Invierno, encendiendo hogueras (cuyo fuego era purificador), además de la recolección de plantas durante la madrugada de esta fecha de transición de la Primavera al Verano ya que se les atribuía propiedades mágicas y medicinales muy potentes.

Para los celtas este día es importante porque tiene lugar una de las festividades más destacadas de su calendario: Beltane; en honor a Belenus, el Dios de la Luz, el Sol y el Fuego. Posteriormente, con la caída del Imperio romano y durante la expansión del Cristianismo, se manipuló esta tradición pagana de Waldborg (la Diosa de la fertilidad) y se fusionó con la festividad de la canonización de Walburga de Heidenheim (Santa Walpurgis) en el año 870, a la que se le atribuían supuestos milagros. Así, de este modo, querían conseguir alejar ancestrales creencias paganas para imponer la nueva religión. En el Estado alemán de Sajonia-Anhalt, existía la creencia de que durante esta noche (la madrugada del 30 de Abril al 1 de Mayo) las brujas volaban sobre escobas, gatos y cabras hacia Brocken, la montaña más alta de la Sierra del Harz, para reunirse con el Diablo en el aquelarre y recoger plantas mágicas para ungüentos varios. Es por este motivo que la Noche de Walpurgis es también conocida como la Noche de las Brujas y las mujeres que continuaban celebrando el rito pagano de la fertilidad fueron consideradas brujas y, por tanto, perseguidas, torturadas y asesinadas.

Son múltiples las obras artísticas inspiradas en esta festividad y, como curiosidad añadiré que, la sociedad secreta de los Illuminati fue fundada por Adam Weishaupt la Noche de Walpurgis de 1776.

Hoy día, se sigue celebrando esta fiesta y se encienden grandes hogueras en algunas regiones del centro y del norte de Europa.

© 2014. Todos los derechos reservados por Maka. "El Poder del Fuego".

© 2014. Todos los derechos reservados por Maka. “El Poder del Fuego”.

Maka

Documental: “LA VERDADERA HISTORIA DE HALLOWEEN”

En la entrada que he publicado hoy en Cuina Ars Magica muestro los dulces que preparé para Samhain y Día de Muertos. Tenía pensado escribir una entrada hablando de los orígenes del actual Halloween pero creo que este documental lo explica muy bien.

 

Maka