Aforismos de Émile Cioran

«El hechizo de la tristeza se parece a las olas invisibles de las aguas muertas.»

© Ligeia eterna, 2020 (autorretrato) © Jennifer Sedano, (edición)

«A medida que los años pasan, decrece el número de seres con quienes puede uno entenderse. Cuando no haya ya nadie a quien dirigirse, seremos al fin tal y como se era antes de sucumbir en un nombre.»

《¿Alguien emplea continuamente la palabra «vida»? Sabed que es un enfermo.》

«Algunos tienen desgracias; otros, obsesiones. ¿Quienes son más dignos de lástima?»

《Aunque pudiera luchar contra un ataque de depresión, ¿en nombre de qué vitalidad me ensañaría con una obsesión que me pertenece, que me precede?. Encontrándome bien, escojo el camino que me place; una vez «tocado», ya no soy yo quién decide: es mi mal. Para los obsesos no existe opción alguna: su obsesión ha elegido ya por ellos. Uno se escoge cuando dispone de virtualidades indiferentes; pero la nitidez de un mal es superior a la diversidad de caminos a elegir. Preguntarse si se es libre o no: bagatela a los ojos de un espíritu a quien arrastran las calorías de sus delirios. Para él, ensalzar la libertad es dar pruebas de una salud indecente.》

«Cuando me paseaba, tarde, por el camino bordeado de árboles, una castaña cayó a mis pies. El ruido que hizo al estallar, el eco que suscitó en mí, y un temblor desproporcionado con respecto a ese ínfimo incidente, me sumergieron en el milagro, en la embriaguez de lo definitivo, como si no hubiera ya más preguntas, sino respuestas. Me sentía ebrio de mil evidencias inesperadas con las que no sabía qué hacer…»

«El día que leí la lista de casi todas las palabras de que dispone el sánscrito para designar al absoluto, comprendí que me había equivocado de camino, de país, de idioma.»

«El deseo de morir era mi interés excluyente; a él le sacrifiqué todo, hasta la muerte.»

《En este «gran dormitorio», como llama un texto taoísta al universo, la pesadilla es la única forma de lucidez.》

《En la Antigüedad, el filósofo que no escribía, pero pensaba, no se exponía al desprecio; desde que nos postramos ante la eficacia, la obra se ha convertido en el absoluto del vulgo; a quienes no producen se les considera «fracasados». Sin embargo, esos «fracasados» habrían sido los sabios de otros tiempos; ellos rehabilitarán nuestra época por no haber dejado trazas en ella.》

《En un mundo sin melancolía los ruiseñores se pondrían a eructar.》

«El hecho de que la vida no tenga ningún sentido es una razón para vivir, la única en realidad.»

《El pesimista debe inventarse cada día nuevas razones de existir: es una víctima del «sentido» de la vida.》

«El orgasmo es un paroxismo; la desesperación, otro. El primero dura un instante; el segundo una vida.»

«El paraíso no era un lugar soportable, de lo contrario el primer hombre se hubiera adaptado a él; este mundo tampoco lo es, ya que en él se añora el paraíso o se da otro por seguro. ¿Qué hacer? ¿Dónde ir? No hagamos nada, no vayamos a ningún sitio, así, sin más.»

《Fuera de la dilatación del yo, fruto de la parálisis general, no existe ningún remedio contra las crisis del abatimiento, contra la asfixia de la nada, contra el horror de no ser más que un alma dentro de un salivazo.》

«Hay noches que ni el más ingenuo torturador podría haber inventado. Sale uno deshecho, estupidizado, perdido. Sin recuerdos ni presentimientos, y sin saber siquiera quién se es. Y entonces es cuando el día parece inútil, y la luz perniciosa y más opresora aún que las tinieblas.»

«He aquí un peligro que no teme el que haya vivido en el apetito de la insatisfacción, en la orgía del remordimiento y del asco.»

«Hubo un tiempo en que el tiempo no existía… El rechazo del nacimiento no es otra cosa que la nostalgia de ese tiempo anterior al tiempo.»

«La imposibilidad de encontrar un solo pueblo, una sola tribu donde el nacimiento provoque duelo y lamentación, prueba hasta qué punto la Humanidad se encuentra en estado de regresión.»

«La lucidez: martirio permanente, inimaginable proeza.»

«La lucidez es el único vicio que hace al hombre libre: libre en un desierto.»

«La ventaja no desdeñable de haber odiado mucho a los hombres es la de llegar finalmente a soportarlos por agotamiento de ese mismo odio.»

«Lo que sé a los sesenta años, ya lo sabía a los veinte. Cuarenta años de un largo, superfluo trabajo de comprobación.»

«Los días no adquieren sabor hasta que uno escapa a la obligación de tener un destino.»

«Los dolores imaginarios son, con mucho, los más reales ya que se les necesita constantemente y se inventan porque no es posible prescindir de ellos.》

«Más de una vez se me ha ocurrido salir de casa porque, de haberme quedado, no estaría seguro de poder resistir a alguna resolución súbita. La calle es más tranquilizadora porque se piensa menos en uno mismo, y porque en ella todo se debilita y se deteriora, empezando por las angustias.»

«Me gustaría ser libre, inimaginablemente libre. Libre como un ser abortado.»

«Mi facultad de decepción sobrepasa el entendimiento. Ella es quien me hace comprender a Buda, pero también es ella quien me impide seguirlo.»

«Mientras más se alejan los hombres de Dios, más avanzan en el conocimiento de las religiones.»

《Nadie puede conservar su soledad si no sabe hacerse odioso.》

«No hago nada, es cierto. Pero veo pasar las horas lo cual vale más que tratar de llenarlas.»

《«No puedo diferenciar las lágrimas de la música» (Nietzsche). Quien no comprende esto instantáneamente, no ha vivido nunca en la intimidad de la música. Toda verdadera música procede del llanto, puesto que ha nacido de la nostalgia del paraíso.》

«No reducirse a una obra; sólo hay que decir algo que pueda susurrarse al oído de un borracho o de un moribundo.»

«No son los males violentos los que nos marcan, sino los males sordos, los insistentes, los tolerables, aquellos qué forman parte de nuestra rutina y nos minan meticulosamente como el tiempo.»

«No vale la pena molestarse en matarse porque uno siempre se mata demasiado tarde.»

«Nunca entenderé cómo se puede vivir sabiendo que no se es, por lo menos, eterno.»

«Nunca estoy a gusto en lo inmediato, sólo me seduce lo que me precede, lo que me aleja de aquí, los innúmeros instantes en que yo no fui: lo no nato, en suma.»

«Podemos estar orgullosos de lo que hemos hecho, pero deberíamos estarlo mucho más de lo que no hemos hecho. Ese orgullo está por inventar.»

«Podemos imaginarlo todo, predecirlo todo, salvo hasta dónde podemos hundirnos.»

«Por todas las evidencias estamos en el mundo para no hacer nada.»

«- ¿Qué hace usted todo el día?
– Me soporto.»

«Qué orgullo descubrir que nada te pertenece: qué revelación.»

«¿Qué sería de nuestras tragedias si un insecto nos presentara las suyas?»

《¿Quién abusaría del sexo sin la esperanza de perder en él la razón algo más de un segundo, para el resto de sus días?》

«Se puede soportar cualquier verdad, por muy destructiva que sea, a condición de que sea total, que lleve en sí tanta vitalidad como la esperanza a la que ha sustituido.»

《Si alguna vez has estado triste sin motivo, es que lo has estado toda tu vida sin saberlo.》

«Si no poseo el gusto del misterio es porque todo me parece inexplicable, o mejor dicho, porque lo inexplicable es mi único sustento y estoy harto de él.»

«Siempre he buscado paisajes anteriores a Dios. De ahí mi debilidad por el Caos.»

«Siento que soy libre, pero sé que no lo soy.»

«Sólo me entiendo bien con alguien que se encuentra en lo más bajo de sí mismo, sin el deseo ni la fuerza de recuperar sus ilusiones habituales.»

«Sólo lo que se esconde es profundo y verdadero. De ahí la fuerza de los sentimientos viles.»

«Sufrir es la manera de estar activo sin hacer nada.»

《Vivo únicamente porque puedo morir cuando quiera: sin la idea del suicidio, hace tiempo que me hubiera matado.》

 

Emil Mihai Cioran nació en Răşinari, Condado transilvano de Sibiu, antiguo Imperio Austro-Húngaro actual Rumanía, el 8 de abril de 1911.
Escritor y filósofo rumano, aunque publicó la mayor parte de sus obras en lengua francesa.
Cioran no se consideraba así mismo un filósofo ortodoxo, ni tan siquiera escritor, provocador a ultranza, alentó durante toda su vida múltiples controversias contra el orden establecido, las normas y los dogmas. Uno de sus más ansiados objetivos fue instaurar un pensamiento a contracorriente, en el que el cinismo tenía un papel protagonista, lo que dio lugar a sus aforismos sin concesiones ni piedad hacia el objeto al que aludía.
Su obra está cargada de una gran dosis de atmósfera tormentosa, estado que el propio Cioran experimentó en sí mismo.
Preocupado toda su vida con los temas de la muerte y el sufrimiento, sintiéndose atraído por la idea del suicidio, creyendo que esta posibilidad podría ayudarlo una sola vez en la vida.
Sus obras abarcan numerosos y variados temas, entre ellos: el pecado original, el sentido trágico de la historia, el fin de la civilización, la negativa del consuelo por la fe, la obsesión por la vida eterna, como una expresión del hombre metafísico, el exilio…
Se lo relaciona habitualmente con otros autores rumanos, como Tristan Tzara.
Tal es el desapego que marcó su vida, que decidió cambiar su lengua madre por el francés. Incluso cuando Stalin murió y Rumania se vio libre de la ocupación soviética, su único sentimiento fue el de pesadumbre.
Su pensamiento de Cioran, infectado de amargura e ironía, lo sitúa entre los pensadores más provocadores y fulgurantes de las últimas décadas.
Murió en París, el 20 de junio de 1995.

“LA CAMPANA DE CRISTAL” (frags), Sylvia Plath

Recordando a Sylvia Plath en el aniversario de su suicidio con unos fragmentos de su impactante novela semiautobiográfica “La campana de cristal”, que trata de la enfermedad mental de la protagonista y recuerda a la que sufrió la autora. Puede ser que se refiera al Trastorno Bipolar.

∞El suelo parecía maravillosamente sólido. Era consolador saber que me había caído y que no podía caer más abajo.

∞Me vi a mí misma sentada en la bifurcación de ese árbol de higos, muriéndome de hambre sólo porque no podía decidir cuál de los higos escoger. Quería todos y cada uno de ellos, pero elegir uno significaba perder el resto, y, mientras yo estaba allí sentada, incapaz de decidirme, los higos empezaron a arrugarse y a tornarse negros y, uno por uno, cayeron al suelo, a mis pies.

∞Debe de haber unas cuantas cosas que un baño caliente no puede curar, pero yo conozco muchas; siempre que estoy triste hasta morir, o tan nerviosa que no puedo dormir, o enamorada de alguien a quien no veré en una semana, me deprimo, pero sólo hasta el punto en que me digo: “Tomaré un baño caliente”. Medito en el baño. El agua tiene que estar bien caliente, tan caliente que apenas se soporte el poner el pie dentro. Entonces uno se desliza suavemente, hasta que el agua le llega al cuello.

∞El problema era que yo siempre había sido inadecuada…

∞Si nunca esperas nada de nadie nunca te decepcionarás.

∞Veía los días del año extendiéndose ante mí como una serie de brillantes cajas blancas, y separando una caja de otra estaba el sueño, como una sombra negra. Sólo que para mí la larga perspectiva de sombras que separaban una caja de la siguiente había desaparecido repentinamente, y podía ver día tras día resplandeciendo ante mí como una blanca, ancha, infinitamente desolada avenida.
Parecía tonto lavar un día cuando tendría que volver a lavar al siguiente. El solo pensar en eso me hacía sentir cansada.
Quería hacer todo de una vez por todas y terminar.

∞Tenía que estar pasándomelo en grande, tenía que estar ilusionada como las otras chicas, pero no conseguía reaccionar. Me sentía quieta y vacía como el ojo de un tornado, moviéndome sin ninguna fuerza.

∞Para la persona encerrada en la campana de cristal, vacía y detenida como un bebé muerto, el mundo mismo es la pesadilla.

∞Mi árbol favorito era el sauce llorón. Yo pensé que debían de haberlo traído del Japón. En Japón entendían las cosas del espíritu.

 

Sylvia Plath nació el 27 de Octubre 1932 en Boston y falleció el 11 de febrero de 1963 en Londres. Fue una de las grandes poetas del siglo XX, publicó ensayos literarios y esta desgarradora novela autobiográfica publicada por primera vez en 1963. De sus libros de poesía se destacan Ariel (1956) y El coloso y otros poemas (1960). Estuvo casada con el escritor Ted Hughes, con quien tuvo dos hijos Frieda (escritora y pintora que sufre trastorno depresivo, anorexia y esclerosis múltiple) y Nicholas (fue profesor de Ciencias del Mar y se suicidó en 2009), quien tras su muerte se encargó de la edición de su poesía completa.

Maka

“HABLANDO”, Pablo del Águila

Hablando en torno a no sé qué palabras,
a preguntas sin tiempo a pedazos, a marchar porque sí,
porque no quiero y quieres sin embargo.
Preguntando si el cielo y si la tierra
y no sé qué de un mundo que crearon para la muerte nuestra.
Así pasan mis días
y mis noches.
Pronunciando palabras sin sentido —hombre, vivir, naciendo—.
Recordando que tengo entre las manos aire
y que no puedo ser aire yo mismo.
¡Ay mis noches!
Nocturnas noches mías en silencio. Desvelado ante un libro
y una estufa manchada.
Sin pensar en mañana, que es viernes,
ni en ayer, que era viernes. Me siento ante la mesa
y recuerdo otros tiempos en que todo era nuevo
y encontrar a otras gentes para hablar de lo mismo
que si el hombre, que el mundo…

Hablando de nostalgias y deberes
y de estar harto y de querer venirme
a mi rincón más triste
para soñar en los ecos dormidos de alguna voz sin nombre.
Creyéndome en las noches
que mi ventana es mía y conversar con ella
y con el viento oscuro.
¡Ay mis noches que pasan!
Si fuera siempre noche y la vida se fuese…,
pienso a veces, para volver más tarde a hablar de que si el hombre,
o el mundo, o algunas otras cosas, no son como debieran.

Poema extraído de “Poesía reunida (1964-1968)”, Granada: Editorial Silene, 1989.

Pablo del Águila Martínez (2 de Diciembre de 1946 – 23 de Diciembre de 1968), poeta y filósofo granadino. Su obra poética destaca por su profunda angustia existencial.

Maka

“PARTIRÉ”, Pablo del Águila

 

Partiré de noche,
cuando nadie sospeche mi partida,
cuando por llanos y montes pueda perderme.
No habrá adiós que me cubra.
Me iré como he venido,
sin que nadie me espere ni desee.
Nadie verá mi llanto.
Pensarán que un arcángel
me tocó con su espada.
Pensarán que he muerto
destrozando mis ojos contra el barro,
contra la tierra frágil que me cubre.
Al día siguiente estaré lejos,
donde otro nombre me espere y me consuma.
Será de noche, sí, será de noche.
No notarán que falto,
ni cubrirán de flores mi vacío.
Y partiré de nuevo de otro sitio.
En mi ausencia estará
presencia sempiterna de mi huida.
Como loco me iré, como demente saltaré
las barreras que me ataron algún día.
Una vez fuera, sólo la muerte
vivirá en mi cabeza.
Sin esperanzas parto,
sin esperanzas vengo ya de vuelta.
Mi adiós lo daré al viento;
al viento irá mi sola despedida.
Me iré de noche, sí me iré de noche;
mientras los otros gritan desesperadamente
y me expulsan con risas de su pista.
Partiré para siempre en mi regreso.
Me iré y será de noche.
Sí, será de noche.

Poema extraído de “Poesía reunida (1964-1968)”, Granada: Editorial Silene, 1989.

Pablo del Águila Martínez (2 de Diciembre de 1946 – 23 de Diciembre de 1968), poeta y filósofo granadino. Su obra poética destaca por su profunda angustia existencial.

Maka

“LOS DOS TERRORES”(The two terrors), Amy Levy*

Two terrors fright my soul by night and day:
The first is Life, and with her come the years;
A weary, winding train of maidens they,
With forward-fronting eyes, too sad for tears;
Upon whose kindred faces, blank and grey,
The shadow of a kindred woe appears.
Death is the second terror; who shall say
What form beneath the shrouding mantle nears?

Which way she turn, my soul finds no relief,
My smitten soul may not be comforted;
Alternately she swings from grief to grief,
And, poised between them, sways from dread to dread.
For there she dreads because she knows; and here,
Because she knows not, only faints with fear.

——-

Dos terrores atormentan mi alma noche y día:
El primero es la Vida, y con ella el tiempo;
Un cansado y lánguido tren de miserias,
Con ojos anhelantes, demasiado tristes para llorar;
Sobre cuyos rostros, pálidos y grises,
Se extiende la sombra de un infortunio.
La Muerte es el segundo terror;
¿Bajo qué forma su manto negro se acercará?

Mi alma no encuentra alivio en la elección,
Podrá ser golpeada mas nunca consolada;
Ella se balancea entre pena y dolor,
Atrapada entre dos términos, sacudida.
De uno teme lo que ya conoce,
Del otro, sus benditos horrores desconocidos.

Pincha la imagen para verla mejor en mi página web.

© 2016. Todos los derechos reservados por Maka RM.

© 2016. Todos los derechos reservados por Maka RM.

* Amy Levy  (10 de noviembre de 1861 – Londres, 10 de septiembre de 1889). Escritora de ensayos, poemas y novelas. Muchos de sus trabajos fueron publicados en la revista Women’s World, dirigida por Oscar Wilde.
Debido a la sordera y la depresión que padecía, se suicidó inhalando una dosis letal de monóxido de carbono.

Maka

Fragmento de Alejandra Pizarnik

 

“Siniestro delirio amar una sombra.

La sombra no muere.

Y mi amor

sólo abraza lo que fluye

como lava del infierno.”

 

© 2015. Todos los derechos reservados por Maka RM.

© 2015. Todos los derechos reservados por Maka RM.

Un día como hoy, en 1936, nacía Alejandra Pizarnik.

Te recordamos.

Maka

Fragmento de “Canción de noche”, de Georg Trakl

“Mátame dolor. Quema la herida.
Este martirio es una cosa vana.
Mira cómo florece de mi herida
en la noche una estrella arcana.
Todo está consumado.
Muerte, sé humana.”

Herida

Nota: la sangre es real (mía).

Georg Trakl, el poeta desamparado

“Demasiado poco amor, demasiada poca justicia y piedad y siempre demasiado poco amor; demasiada dureza, orgullo y todo tipo de criminalidad, eso soy yo… Anhelo el día en que el alma no podrá ni querrá vivir en este desalmado cuerpo apestado por la melancolía, en que abandonará esta figura ridícula de heces y podredumbre, que sólo es un reflejo demasiado exacto de un siglo sin Dios y maldito”.

Fragmento de G.T. a su amigo Ludwig Von Ficker

 trakl

Georg Trakl nació el 3 de febrero de 1887, en Salzburgo, Austria.
Fue uno de los poetas iniciadores de las vanguardias y el expresionismo literario, creando en 1906 dos grupos literarios: Apolo y Minerva, cultivando en ellos la concepción del poeta bohemio, maldito y dionisíaco.

Pasó la infancia con sus padres y sus seis hermanos: Wilhelm (de un matrimonio anterior del padre), Gustav, Maria, Hermine, Friedrich y su hermana menor Margarethe Jeanne (Grete, Gretl), con la que compartió su afición por el Arte, la Música (tocaban el piano juntos) y la Literatura, y con quien mantuvo una obsesiva relación incestuosa que le marcó profundamente.

Con sus hermanos, Fritz y Grete. Georg está en el centro.

Grete Trakl, en 1912.

La pianista Grete Trakl, en 1912.

Su temprana adicción al alcohol y a las drogas le produjeron graves trastornos mentales, con cambios profundos de personalidad. Debido a su excesiva sensibilidad, tenía tendencia a aislarse y pasear en los atardeceres hasta el amanecer en los bosques, parques y jardines de la ciudad, moldeando en él un explosivo sentimiento de soledad. Según James Reidel -poeta, biógrafo de Welden Kees, traductor y autor de “Our Trakl”- considera bastante probable que padeciese el síndrome de Asperger.

En 1905 comenzó a trabajar en una farmacia llamada Zum Weißen Engel (“El ángel blanco”, cuya denominación parece obedecer a la venta de cocaína, droga entonces legal). El hecho de tener a su alcance diversas sustancias psicotrópicas facilitó el desarrollo de su drogadicción (cloroformo, opio, veronal y cocaína).

Tras concluir los estudios del Gymnasium (estudios medios) se inscribió en la Universidad de Viena donde cursó la carrera de Farmacia y obtuvo en 1910 el diploma de Magister Farmaciae (maestro farmacéutico). En Viena, diarios de la época como el Neues Wiener Journal, el Volksblatt, el Ton und Wort y la revista Merkur, publican varios de sus poemas. Cuando regresa a Salzburgo su padre ha muerto, su hermana Grete está en Berlín (casada en 1912 y divorciada al poco tiempo y con hijos), sus otros hermanos se han ido, la madre está a cargo del negocio familiar y en Trakl comienzan los fuertes estados depresivos.

Leía, entre otros autores, a Baudelaire, Shaw, Ibsen, Maeterlinck, Nietzsche, Strindberg y Dostoievski (“al que veneraba fervientemente”, en palabras de Ficker, editor de la revista “Der Brenner”). Salzburgo, Viena e Innsbruck fueron sus ámbitos de pertenencia. En estas ciudades, donde existe el contraste entre naturaleza y progreso, Trakl logró una de las obras más contundentes y desamparantes de la poesía contemporánea, influenciada por autores como Arthur Rimbaud, Novalis y Friedrich Hölderlin (Trakl está considerado el sucesor de este último), osciló entre el expresionismo y el simbolismo, convirtiéndose en un gran legado para generaciones posteriores. En 1913, el editor Kurt Wolff publica el primer libro de Trakl: Poesías. Este hecho lo reanima, pero la enfermedad de su hermana y la decisión de su madre de cerrar el negocio lo quiebran.

A principios de 1914 habla de la muerte y el suicidio. También logra corregir su último libro, Sebastián en Sueño. En Innsbruck se enrola como teniente sanitario en las tropas austro-húngaras: el 28 de junio se produce el atentado de Sarajevo, detonante de la I Guerra Mundial, suceso que agravará sus graves trastornos mentales.

Médico militar

Cuando el ejército es abatido por los rusos, en Grodek, su cuerpo entra en servicio. Allí ve el dolor inconsolable de los moribundos y escucha los alaridos de los heridos graves, ve a personas colgadas en los árboles y contempla el suicidio de uno de los enfermos que se vuela el cráneo en su presencia. Allí convive con “toda la miseria de la humanidad”, sufre un acceso de locura, y tiene lugar un primer intento de suicidio que sus compañeros impiden. Es internado en el Departamento psiquiátrico de la Guarnición número 15 de Cracovia y lleva consigo Queja y Grodek, dos de sus últimos poemas. Allí será donde se suicide con una sobredosis de cocaína, el 3 de noviembre de 1914, a los 27 años de edad.  En 1917, tres años después de la muerte de su hermano, Grete Trakl se suicida disparándose en el corazón tras una fiesta en Berlín.

Ludwig von Ficker, en 1925.

Ludwig von Ficker, en 1925.

Ludwig von Ficker publicó la mayor parte de la obra de Trakl durante los siguientes años y, en 1925 transportó sus restos desde Cracovia a Mühlau, cerca de Innsbruck. A su muerte, en 1967, también sería enterrado en el mismo cementerio, a su lado.

Trakl-tumba

Detalle de la tumba de Trakl

En vida publicó los libros Poesías y Sebastián en Sueño (1914), además de piezas teatrales, notas y poemas en diarios y revistas. Su obra póstuma se completa con Colección de 1909, Poesía de 1909-1912, Poesía de 1912-1914, fragmentos, dramas, aforismos, cartas y dobles versiones de algunos de sus poemas. En 1953 se creó en Austria el Premio Georg Trakl de Literatura.

Su obra está plena de ausencia, de orfandad, de soledad y la figura de su hermana ocupa un lugar único. La temática se centra en los siguientes aspectos:

– paisaje: la sombra, el bosque, la tormenta, el atardecer, las frescas flores, el estanque.

– estados de ánimo: la muerte, el espíritu del mal, la melancolía, la culpa, la dulzura de la infancia, lo azul, el abandono, el que no tiene hogar.

– animales fugaces: los murciélagos, las ratas, el venado, los ciervos, los pájaros.

– Seres, cosas y personajes míticos: un daimon, la hermana, Saturno, los faunos, las ninfas, Lucifer, el infierno, el monje, el pálido sacerdote, el ángel, lo oscuro, el nieto, la estirpe, Dios, la cruz.

La correspondencia que se conserva facilita un acercamiento a su poesía y a sus emociones, y permite acceder al itinerario de su breve vida. La dirección que figura de Viena existe (Viena VII, Stiftgasse 27, puerta 25) y los huéspedes que habitan el lugar conocen a Trakl y lo recuerdan.

En Salzburgo, junto a la Plaza de Mozart, en el centro de la ciudad vieja, bajo la Fortaleza, a pocos pasos del Salzach (el río azul) en el número 2 de Waagplatz, la Georg Trakl-Forschung und Gedenkstätte conserva la casa de la infancia con fragmentos de sus obras, fotos familiares, un ejemplar del Madame Bovary que le pertenecía, números de la revista Der Brenner con poemas suyos, el revólver que se encontró junto al cuerpo de la hermana luego del suicidio, un busto de Trakl realizado por Josef Humplik,…

Puerta de entrada a la Casa-Museo de Trakl en Salzburgo, Austria.

Puerta de entrada a la Casa-Museo de Trakl en Salzburgo, Austria.

georg-trakl-forschungs--gedenkstatte_258376

Interior de una de las estancias.

En el año 2011 se estrena la película “Tabu – Es ist die Seele ein Fremdes auf Erden” ( Tabu – es el alma un extraterrestre en la tierra), dirigida por Christoph Stark.

cartel

Centrada en su mayor parte en la pasión amorosa que el poeta sentía por su hermana, y que era correspondida. Sus biógrafos creen que este hecho explica sus adicciones, facilitadas por sus estudios farmacéuticos y el acceso a las sustancias.

Trailer en alemán:

Fragmentos de la película subtitulada en inglés:

  • Todas las fotografías las he encontrado en Internet, desconozco a los autores.

Este año se conmemora el centenario de su muerte. Desde aquí mi homenaje y recuerdo. D.E.P.

Maka

“DE PROFUNDIS II”, Georg Trakl

Original en alemán:

Es ist ein Stoppelfeld, in das ein schwarzer Regen fällt.
Es ist ein brauner Baum, der einsam dasteht
Es ist ein Zischelwind, der leere Hütten umkreist.
Wie traurig dieser Abend.

Am Weiler vorbei
Sammelt die sanfte Waise noch spärliche Ähren ein.
Ihre Augen weiden rund und goldig in der Dämmerung
Und ihr Schoß harrt des himmlischen Bräutigams.

Bei der Heimkehr
Fanden die Hirten den süßen Leib
Verwest im Dornenbusch.

Ein Schatten bin ich ferne finsteren Dörfern.
Gottes Schweigen
Trank ich aus dem Brunnen des Hains.

Auf meine Stirne tritt kaltes Metall
Spinnen suchen mein Herz.
Es ist ein Licht, das in meinem Mund erlöscht.

Nachts fand ich mich auf einer Heide,
Starrend von Unrat und Staub der Sterne.
Im Haselgebüsch
Klangen wieder kristallne Engel.

– – – – – – –

Traducción de José Luis Reina Palazón

Hay un campo de rastrojos donde cae una lluvia negra.
Hay un árbol pardo que está allí solo.
Hay un viento silbante girando entre chozas vacías.
Que triste es esta tarde.

A la vera del caserío
recoge aún la dulce huérfana escasas espigas.
Sus ojos redondos y dorados pacen en el crepúsculo
y su seno anhela al esposo celeste.

De vuelta al hogar
encontraron los pastores el dulce cuerpo
podrido en el espino.

Una sombra soy yo lejos de oscuras aldeas.
Silencio de Dios
bebí en la fuente del bosque.

Frío metal huella mi frente.
Arañas buscan mi corazón.
Hay una luz que se apaga en mi boca.

De noche me encontré en un brezal,
erizado de costra y polvo de estrellas.
En los avellanos
sonaron de nuevo ángeles cristalinos.

Árbol solo

Georg Trakl (3 de Febrero de 1887 – 3 de Noviembre de 1914), poeta expresionista austríaco.

 

Fragmento de “LA PEQUEÑA PASIÓN”, de Pilar Pedraza

No recordaba si le costó mucho decidirse a aplicar el filo a la carne, ni si la primera muñeca le dolió -creía que no-, ni si le fue difícil cortarse la segunda. Se lo pregunté porque es un extremo que siempre me ha intrigado en esta clase de suicidios. Sólo sabía que de pronto se encontró en un mundo luminoso, en pendiente hacia el sueño, y que sintió una felicidad increíble, supongo que como la que me produjo a mí la ingestión de un fuerte analgésico que me administraron en el hospital cuando me rompí la pierna, después de que Gabriel hurgara en ella y me pusiera un clavo. Aquella felicidad consistía en una profunda sensación de frescura acompañada de la convicción de que se está solo en el mundo, de que uno es Dios. Dijo que sobrevino la calma, y después nada.

(…) Se admiró de su propio valor: se lo había cortado todo, parecía mentira, venas, tendones, casi hasta el hueso. Y eso que se tenía así mismo por un cobarde. Pero no lo era: << Aquí está la prueba>>, dijo enarbolando ante mí sus muñecas vendadas como si fueran un trofeo.

© 2014. Todos los derechos reservados por Maka. "Fin de la Vie".

© 2014. Todos los derechos reservados por Maka. “Fin de la Vie”.

Nota: la sangre es real (mía).