Fragmento de Alejandra Pizarnik

 

“Siniestro delirio amar una sombra.

La sombra no muere.

Y mi amor

sólo abraza lo que fluye

como lava del infierno.”

 

© 2015. Todos los derechos reservados por Maka RM.

© 2015. Todos los derechos reservados por Maka RM.

Un día como hoy, en 1936, nacía Alejandra Pizarnik.

Te recordamos.

Maka

Anuncios

Fragmento de “LA PEQUEÑA PASIÓN”, de Pilar Pedraza

No recordaba si le costó mucho decidirse a aplicar el filo a la carne, ni si la primera muñeca le dolió -creía que no-, ni si le fue difícil cortarse la segunda. Se lo pregunté porque es un extremo que siempre me ha intrigado en esta clase de suicidios. Sólo sabía que de pronto se encontró en un mundo luminoso, en pendiente hacia el sueño, y que sintió una felicidad increíble, supongo que como la que me produjo a mí la ingestión de un fuerte analgésico que me administraron en el hospital cuando me rompí la pierna, después de que Gabriel hurgara en ella y me pusiera un clavo. Aquella felicidad consistía en una profunda sensación de frescura acompañada de la convicción de que se está solo en el mundo, de que uno es Dios. Dijo que sobrevino la calma, y después nada.

(…) Se admiró de su propio valor: se lo había cortado todo, parecía mentira, venas, tendones, casi hasta el hueso. Y eso que se tenía así mismo por un cobarde. Pero no lo era: << Aquí está la prueba>>, dijo enarbolando ante mí sus muñecas vendadas como si fueran un trofeo.

© 2014. Todos los derechos reservados por Maka. "Fin de la Vie".

© 2014. Todos los derechos reservados por Maka. “Fin de la Vie”.

Nota: la sangre es real (mía).

 

“SOY VERTICAL”, Sylvia Plath

Sylvia Plath (1932-1963), escritora estadounidense.

SOY VERTICAL

Pero preferiría ser horizontal.

No soy un árbol con las raíces en la tierra

absorbiendo minerales y amor materno

para que cada Marzo florezcan las hojas,

ni soy la belleza del jardín

de llamativos colores que atrae exclamaciones de admiración

ignorando que pronto perderá sus pétalos.

Comparado conmigo, un árbol es inmortal

y una flor, aunque no tan alta, es más llamativa,

y quiero la longevidad de uno y la valentía de la otra.

Esta noche, bajo la luz infinitesimal de las estrellas,

los árboles y las flores han derramado sus olores frescos.

Camino entre ellos, pero no se dan cuenta.

A veces pienso que cuando estoy durmiéndome debo parecer a ellos

a la perfección, oscurecidos ya los pensamientos.

Para mí es más natural estar tendida.

Es entonces cuando el cielo y yo conversamos con libertad,

y así seré útil cuando al fin me tienda:

entonces los árboles podrán tocarme por una vez,

y las flores tendrán tiempo para mí.

© 2011. Todos los derechos reservados por Maka. "Entre las flores".

© 2011. Todos los derechos reservados por Maka. “Entre las flores”.

Maka

“DOS DE NOVIEMBRE”, Stella Díaz Varín

Stella Díaz Varín (1929 – 2006), poetisa chilena.

No quiero
que mis muertos descansen en paz
tienen la obligación
de estar presentes,
vivientes en cada flor que me robo
a escondidas
al filo de la medianoche
cuando los vivos al borde del insomnio
juegan a los dados
y enhebran su amargura.

Los conmino a estar presentes
en cada pensamiento que desvelo.

No quiero que los míos
se me olviden bajo la tierra
los que allí los acostaron
no resolvieron la eternidad.

No quiero
que a mis muertos me los hundan
me los ignoren
me los hagan olvidar
aquí o allá
en cualquier hemisferio.

Los obligo a mis muertos
en su día.
Los descubro, los trasplanto
los desnudo
los llevo a la superficie
a flor de tierra
donde está esperándolos
el nido de la acústica.

© 2012. Todos los derechos reservados por Maka. "Sense títol I".

© 2012. Todos los derechos reservados por Maka. “Sense títol I”.

 A la memoria de mis muertos… Especialmente a mi abuelo, fallecido hace 8 días. Descansen en paz.

Maka

POEMAS 17 Y 31, “ÁRBOL DE DIANA”. Alejandra Pizarnik

Recordando a Alejandra. Siempre muy presente en mi vida.

17

Días en que una palabra lejana se apodera de mí. Voy por esos días sonámbula y transparente. La hermosa autómata se canta, se encanta, se cuenta casos y cosas: nido de hilos rígidos donde me danzo y me lloro en mis numerosos funerales. (Ella es su espejo incendiado, su espera en hogueras frías, su elemento místico, su fornicación de nombres creciendo solos en la noche pálida.)

Alejandra Pizarnik (1936 -1972). Imagen de Internet.

Alejandra Pizarnik (1936 -1972). Imagen de Internet.

31

Es un cerrar los ojos y jurar no abrirlos. En tanto afuera se alimenten de relojes y de flores nacidas de la astucia. Pero con los ojos cerrados y un sufrimiento en verdad demasiado grande pulsamos los espejos hasta que las palabras olvidadas suenen mágicamente.

Maka

ARTE: REMEDIOS VARO

María de los Remedios Alicia Rodriga Varo y Uranga (España 1908 – México 1963) creó un cosmos pictórico lleno de imaginación y poesía pues desde pequeña sintió la necesidad de expresar su visión del mundo que la rodeaba. De su madre, profundamente religiosa, adquirió un sentido espiritual de la vida. Aprendió a utilizar los instrumentos de su padre, ingeniero hidráulico y libre pensador, dando muestras de su dominio en la perspectiva y el dibujo. Será su padre  quien le anime a ingresar en la Academia de San Fernando de Madrid a los 15 años, convirtiéndose así en una de las primeras mujeres estudiantes.

Acabados sus estudios se marcha a vivir a París con su marido Gerardo Lizarraga (con el que estará casada hasta 1935). Un año después regresan a España y residen en Barcelona, donde Remedios formará parte del grupo Lógicofobista, es decir, “opuestos a la lógica”. En 1937 Varo  y el poeta Benjamin Péret  se enamoran y se instalan en París, permaneciendo hasta la invasión nazi. Se rodean del círculo surrealista haciéndose amigos de los artistas más destacados del movimiento. En 1941 se exilian en México donde Varo se gana la vida realizando toda clase de trabajos artesanales. En 1947 se separa de Benjamin Péret pues él vuelve a París donde ella ya no se siente cómoda. Viaja a Venezuela donde permanecerá hasta 1949, año en el que regresa a México. En 1952 se casa con Walter Gruen, político austriaco refugiado en México con el que vivió hasta su muerte. Su marido la anima a abandonar los trabajos comerciales que estaba realizando para dedicarse por completo a la pintura hasta que el 8 de Octubre de 1963 muere de un paro cardíaco a los 55 años, dejando trabajos tremendamente intimistas, reveladores y de extraordinaria sensibilidad.

Mujer rebelde y luchadora, rechazaba las ideas impuestas por los hombres del movimiento surrealista, porque representaban a la mujer como un objeto, como musas, y no como artistas. Su obra está compuesta por los recuerdos de la infancia, las vivencias femeninas y los horrores de la guerra; los sueños, la búsqueda del conocimiento y la verdad. Se adentra en el misticismo, la metafísica, el tantrismo y el psicoanálisis, especialmente los trabajos de Jung.  En México estudió en un grupo esotérico Alquimia, Magia, Cábala y Tarot. Ello se refleja claramente en sus cuadros que nos transportan a mundos fantásticos, llenos de misterio y color.

Pincha la imagen para acceder a la obra de Remedios Varo:

Mujer o El espíritu de la noche (1952)

Mujer o El espíritu de la noche (1952)

Maka

” PRIMAVERA SOMBRÍA ” (Fragmentos), de Unica Zürn

Fragmentos de la novela corta “Primavera sombría” de Unica Zürn:

“Saca del armario un pijama más bonito y se lo pone. Se mira al espejo por última vez. Imagina el golpe que su cuerpo dará en el suelo y las manchas de tierra y de sangre que habrá en el pijama. En el cementerio reinará un silencio de muerte y la gente se mirará con ojos de culpabilidad: ¿No sabéis que aquí hay una niña que se mató por amor? Y en adelante los padres serán menos severos y más cariñosos con sus hijos, para que no les ocurra lo mismo. Y piensa también en el duro y estrecho ataúd, en el que no podrá estirar los brazos y las piernas como hace en su cama blanda. Estará rígida como un soldado. ¿Y si no se mata al caer y la salvan?
(…)
Ya está casi oscuro en la habitación. Sólo llega a la ventana el resplandor de una farola de la calle. Ya le es indiferente morir “en suelo extraño” o en su jardín. Se sube al alféizar, se sujeta con fuerza a la cuerda de la persiana y ve su oscura silueta en el
espejo. Le parece encantadora y empieza a sentir compasión de sí misma. “Se acabó”, dice en voz baja, y antes de que sus pies se separen del alféizar, ya se siente muerta.
Cae de cabeza y se desnuca. Su cuerpecito queda extrañamente doblado sobre la hierba. El primero que la encuentra es el perro. El animal mete la cabeza entre las piernas de la niña y empieza a lamer. En vista de que no se mueve, se tiende a su lado llorando suavemente”.

Imagen extraída de Internet.
Unica Zürn (Berlín, 6 de Julio de 1916 – París, 19 de Octubre de 1970) escritora y pintora alemana.

Maka