Inesperada visita a la Catedral de Guadix (Granada) II

Entrar en una catedral siempre resulta sobrecogedor: la luz, el olor, la temperatura, la energía del lugar; la combinación de todo ello trasmuta el estado de ánimo que teníamos antes de cruzar la puerta.

Destacaré con fotografías lo que más me llamó la atención del interior en esta primera visita al templo y no seguirán el orden de mi recorrido porque dejaré para el final lo que más me sorprendió. Quien quiera saber más puede visitar la página web de la catedral.*

Restos de la antigua muralla almohade del s. XIII. Protegía la ciudad por la parte más cercana de la Mezquita Mayor.

 

Y llegamos a lo que me dejó tan conmocionada que tuve que sentarme en una butaca pues frente a mí había una réplica exacta, única en España, de la gran obra maestra de Miguel Ángel, “La Piedad”. La capilla estaba en absoluta oscuridad y un foco iluminaba el grupo escultórico con un efecto tan sobrecogedor que me hizo llorar.

Salgo con una sensación de irrealidad. Me deslumbra la intensa luz del Sol y la temperatura, que ha aumentado 10 grados durante el tiempo que he estado dentro del templo, me parece abrasadora.
Regreso a casa pensando qué extraños son algunos días y que sólo cuando sigues las señales, te dejas envolver por el misterio y te mueves con la intuición: vives de verdad.

Maka

“SI MIS MANOS PUDIERAN DESHOJAR”, Federico García Lorca

Yo pronuncio tu nombre
en las noches oscuras,
cuando vienen los astros
a beber en la luna
y duermen los ramajes
de las frondas ocultas.
Y yo me siento hueco
de pasión y de música.
Loco reloj que canta
muertas horas antiguas.

Yo pronuncio tu nombre,
en esta noche oscura,
y tu nombre me suena
más lejano que nunca.
Más lejano que todas las estrellas
y más doliente que la mansa lluvia.

¿Te querré como entonces
alguna vez? ¿Qué culpa
tiene mi corazón?
Si la niebla se esfuma,
¿qué otra pasión me espera?
¿Será tranquila y pura?
¡Si mis dedos pudieran
deshojar a la luna!

Federico García Lorca (Fuente Vaqueros, 5 de Junio de 1898 – Camino de Víznar a Alfacar, 19 de Agosto de 1936), poeta de la Generación del 27, dramaturgo y prosista granadino.

Maka