241, “Poemario mínimo”, EMILY DICKINSON

Me gusta la apariencia de la Agonía,
porque sé que es verdadera-
el género humano no finge el Espasmo,
ni simula un estertor-

Los ojos quedan vidriados -y eso es la Muerte-
imposible falsear
las perlas de la frente
enhebradas por la Angustia interior

Anuncios

Piedras: Ojo de Tigre

El mundo de la piedras minerales es amplio y maravilloso.
Cada una posee unas propiedades y virtudes concretas adecuadas para todas las personas y para multitud de circunstancias.

Este post está dedicado a la piedra semipreciosa Ojo de Tigre (Lat. Oculus tigris), relacionado con el equilibrio y la fuerza. De color amarillo y pardo dorado en bandas, con reflejos tornasolados, pertenece a la familia de los cuarzos y es una variedad de la calcedonia.
Los principales yacimientos se encuentran en Sudáfrica, Sri Lanka, Estados Unidos, México, India y Australia.

Su color y diseño están asociados al Sol y a la Tierra, por eso sus propiedades nos ayudan, por un lado, a mantener los pies en el suelo y, por otro lado, a avivar la libertad. El Ojo de Tigre tiene propiedades liberadoras, ayuda a deshacer lazos afectivos que nos perjudican y a ser selectivos con lo que es útil de nuestras vidas desechando lo que no lo es, eliminando cargas mentales, conflictos internos, favoreciendo los cambios sin rupturas traumáticas. Por ello, se la considera la piedra de la independencia.
Elimina los miedos e indecisiones y favorece el equilibrio mental, la autoestima y la confianza en uno mismo. Atrae la energía positiva, el valor, la inspiración y la creatividad. Mejora la capacidad de observación, concentración y comunicación.

Tradicionalmente, se utiliza para protegerse de maldiciones y malas voluntades, siendo un potente amuleto protector que atrae a la suerte.

Debe purificarse frecuentemente, refrescándola con agua corriente y exponiéndola a la luz del Sol.

Maka

Invocación de las brujas de Zugarramurdi

<<Oh, Ispiritua!
Zu bizaiaren sekretuak dakizuna
Erakuts nazazu egiaren bidea
Utz nazazu nere aintzindakoen su inguruan dantzatzen
Erakuts nazazu haitzea bezain aske izaten
Zapelatz bezain indartsu
Eta natura bezain jakintsu.>>

<<¡Oh, espíritu!
Tú que conoces el secreto de la vida,
muéstrame el camino de la verdad.
Permíteme bailar alrededor del fuego de mis antepasados.
Enséñame a ser tan libre como el viento,
tan fuerte como el halcón
y tan sabio como la naturaleza.>>

 

Exposición “Sombras, Letargia y otras Pesadillas”

“Sombras, Letargia y otras Pesadillas”, mi primera exposición individual de fotografía, ha sido uno de mis mayores retos de 2017 y de mi vida.

Un par de cosas sobre la expo que publiqué en mi perfil de Facebook:

Se expusieron un total de 41 obras entre fotografías individuales, series y transferencias fotográficas. Las obras expuestas fueron las siguientes:

∞ Muerte interior
∞ Âme sans relief
∞ L’envers du miroir
∞ Presencia de la Ausencia
∞ D’un altre temps
∞ Unheimlich (transferencia a lienzo)
∞ Hija del Bosque
∞ Hija del Bosque I (transferencia a piedra)
∞ Invocación (transferencia a madera)
∞ … al final del camino…
∞ Muerte interior (transferencia a lienzo)
∞ Âme sans relief (transferencia a lienzo)

En mi página web, Encuadres de Ligeia Eterna, he dedicado un apartado  a “Sombras, Letargia y otras Pesadillas” dentro de Exposiciones donde pueden leerse la declaración de intenciones de la exposición, los agradecimientos y los textos  que escribí para acompañar las obras.

Maka

“NO SÉ”, Pablo del Águila

A Isa

No sé qué extraña sombra te rodea
cada vez que te miro
y hablamos en silencio.
Parece que en tus ojos
se escondiese la muerte
y que en cada mirada
volvieses a meterte
en esa extraña lumbre
que te quema por dentro.
Verás, la luz es un espejo
que vibra de mil modos,
es una ausencia enorme que te abraza,
un despertar
a ti
como en un sueño
de los tantos que callas por las tardes.
Yo te hablo
y te pienso
y te recuerdo
cuando en los gestos
de tus manos inmensas
observo la distancia
tenaz que nos mantiene,
mientras no sé qué extraña sombra
te rodea
y mientras en tus ojos se retuerce
la muerte.

Poema extraído de “Poesía reunida (1964-1968)”, Granada: Editorial Silene, 1989.

Pablo del Águila Martínez (2 de Diciembre de 1946 – 23 de Diciembre de 1968), poeta y filósofo granadino. Su obra poética destaca por su profunda angustia existencial.

Maka

Jabón Mágico “Medium”

Formular este jabón me llevó días de estudio e investigación pues cada elemento que lo compone está estrechamente relacionado con el propósito con el que lo hice: comunicación con los espíritus, apertura de otros planos.

Enciendo unas velas y un incienso de Belladona para preparar los materiales, el ambiente y mi espíritu. A medianoche, con Luna Nueva, comienza el ritual.

El jabón tiene una parte estética (color, diseño, decoración), la parte de aromaterapia (aroma que transporta al bosque, a un camino otoñal de tierra húmeda y flores) y la parte mágica. A continuación, detallo los componentes más destacados y algunas de sus propiedades.

-Almendras (aceite de)
género: masculino; planeta: Mercurio; elemento: Aire
Facilita el trabajo mental y colabora en la apertura de planos superiores. El aceite de almendras era uno de los elementos que las brujas mezclaban con otros ingredientes para elaborar algunos ungüentos.

Coco (aceite de)
género: femenino; planeta: Luna; elemento: Agua
Protección.

Amapola
género: femenino; planeta: Luna; elemento: Agua
Facilita la comunicación con el mundo de los espíritus y los sueños premonitorios.

Canela
género: masculino; planeta: Sol; elemento: Fuego
Espiritualidad, poderes psíquicos y produce vibraciones protectoras.

Cúrcuma
Protector.

-Clavo
género: masculino; planeta:Júpiter; elemento: Fuego
Elimina las fuerzas hostiles y negativas. Produce vibraciones espirituales.

Bardana
Aumenta la percepción y facilita la comunicación con entidades superiores.

Cedro
género: masculino; planeta:Sol; elemento: Fuego
Para llamar a los guías espirituales. Protector potente.

Bolsa de pastor
Desarrolla la videncia y otras aptitudes psíquicas. Buena para estados meditativos.

Gardenia
género: femenino; planeta: Luna; elemento: Agua
Atrae a los buenos espíritus y posee vibraciones espirituales muy elevadas.

Granada
género: masculino; planeta:Mercurio; elemento: Fuego
Su jugo se utiliza como sustituto de la sangre o de la tinta mágica.

Uva
Fruta de Otoño relacionada con lo divino, con lo místico y con la vida.

Espino blanco (tintura de)
Los irlandeses creían que el espino blanco poseía poderes mágicos y curativos. En la religión celta empleaban ramas de este árbol para hacer coronas funerarias para cubrir el ataúd del fallecido. Para esta cultura el espino blanco poseía el poder del equilibrio y era el símbolo de los opuestos.

Aquí podéis leer más sobre “Medium”.

Maka

 

Visita a una Unidad de Salud Mental

(Escrito el 7 de Septiembre)

Esta mañana he estado en un Centro de Salud Mental para hacer un par de preguntas y fotografiar mi última transferencia a lienzo de la fotografía “Muerte interior”, realizada con motivo del Día Mundial de la Salud Mental (10 de Octubre).
Cuando uno entra en un lugar como éste enseguida percibe que entra en “otro mundo”. El tiempo va a otro ritmo (casi da la sensación de que el tiempo no existe), las relaciones personales son diferentes y es que cuando uno entra en un sitio así lo que encuentra es Verdad.
Me dirigía al edificio principal y varias personas han pasado por mi lado, mirándome de arriba a abajo. Un hombre (me ha recordado muchísimo a un poeta que me gusta, Leopoldo María Panero, tanto por su forma de hablar como por su aspecto) se ha apartado de las dos personas con las que iba charlando y mirándome fijamente a los ojos, muy cerca de mí, ha comenzado a entablar una conversación de lo más interesante e intensa (no ha durado más de dos minutos):
-¿Quién eres? ¿Cómo te llamas? (Luego me ha dicho algo en ingles y después en francés y me ha preguntado si hablo alguno de estos dos idiomas; “un poco”, le he contestado).
– He venido porque quiero hacer una consulta.
– ¿En qué puedo ayudarte? Pregúntame a mí, quiero ayudarte. Vente con nosotros, la monitora va por delante. ¿Dónde vives? ¿Eres de aquí? No, tú no eres de aquí, ¿eres de Euskadi?
– No, vivo en Granada.
– Pareces de Euskadi.
– No soy de Euskadi (quizá lo fui en otra vida por la conexión que siento, le hubiera contestado si me hubiera dejado continuar hablando).
– ¿A qué has venido? Dímelo para ayudarte.- Les explico a qué he venido y se alegran mucho de lo que les digo. Me recita una frase de Nietzsche que ahora mismo no recuerdo pero que mientras lo hacía la identificaba perfectamente)
– ¿A qué te dedicas?
– Entre otras cosas a la Fotografía.
– Me encanta como vistes. Eres siniestra. Tienes un aspecto siniestro que me gusta mucho.
Llevas la estrella de Satanás, ¿eres satánica?
– No es la estrella de Satanás y no soy satánica.
– ¿Quieres darle dos besos a mi novia y a mi amigo?
– Si ellos quieren darme dos besos yo no tengo ningún inconveniente (me dice sus nombres mientras me dan dos besos).
– Me llamo (no lo recuerdo) ¿quieres darme dos besos a mí también?
– Por supuesto, ¿por qué no?
– Y eres madre…
– (¿cómo pudo saberlo?) Sí, soy madre.
– Eres madre de un bebé.
– Sí…
– Enhorabuena. Vente con nosotros.
– No puedo.
– ¿Por qué?
– Hoy he quedado y tengo prisa. (Si no hubiera tenido planes seguramente me habría marchado con ellos para hablar un rato más).
– Ven con nosotros un rato.- Le interrumpen los dos acompañantes para decirle que me deje continuar mi camino. Lo comprende-. Cuídate. Encantado de conocerte.
– Cuidaros mucho. Encantada de conoceros.
Continúo mi camino y cuando voy a entrar la puerta tiene la llave echada y no veo a nadie en el mostrador. Encuentro una ventana enrejada por la que hablo con un administrador (un enorme jazmín* oculta parte de la ventana y tengo que acercarme mucho para que podamos vernos; me parece una situación bastante surrealista y dado el lugar en el que me encuentro puedo decir que me gusta).
-¿Qué quieres?.- Me pregunta.
– Quiero hacer una consulta.- Le explico.
– ¿Sabes dónde estás?
– Claro, en una Unidad de Salud Mental.
– Bien. Pues tendrás que preguntar en el mostrador si puedes hablar con el coordinador pero ten cuidado no vayan a encerrarte aquí.
– Bueno, no me extrañaría.- Le sonrío.
– Llevo veinte años trabajando aquí y puedo decirte que es más seguro estar con ellos aquí dentro que con las personas que están ahí fuera.
– Estoy segurísima de ello…
Cuando obtengo las respuestas a mis dudas, me dirijo al coche, saco el lienzo, la cámara y cuando estoy realizando la primera fotografía escucho que alguien viene; por su aspecto me parece que es un enfermo.
– ¿Qué haces fotografiando el manicomio?- Su tono no es demasiado amistoso que digamos.
– Estoy fotografiando un cuadro que he hecho.
Cuando está a mi altura y mira la transferencia, dice con un tono ahora mucho más amable, y diría que hasta compasivo y ello me hace plantearme si quizá yo (o cualquiera de los que estamos “fuera”) esté más enferma que él:
– Cuídate, hija…
– Cuídate tú también.

La transferencia que fotografiaba es “Muerte interior”, obra que hice el año pasado con motivo del Día Mundial de la Salud Mental. Podéis ver las fotografías pinchando la imagen:

Salgo del recinto con la casi seguridad de que volveré, mientras tanto me dirijo a un lugar mágico del que saldré transformada, como suele ocurrir cada vez que voy.

* Me acuerdo de “El hombre jazmín” de Unica Zürn

Maka