Jabón Mágico “Medium”

Formular este jabón me llevó días de estudio e investigación pues cada elemento que lo compone está estrechamente relacionado con el propósito con el que lo hice: comunicación con los espíritus, apertura de otros planos.

Enciendo unas velas y un incienso de Belladona para preparar los materiales, el ambiente y mi espíritu. A medianoche, con Luna Nueva, comienza el ritual.

El jabón tiene una parte estética (color, diseño, decoración), la parte de aromaterapia (aroma que transporta al bosque, a un camino otoñal de tierra húmeda y flores) y la parte mágica. A continuación, detallo los componentes más destacados y algunas de sus propiedades.

-Almendras (aceite de)
género: masculino; planeta: Mercurio; elemento: Aire
Facilita el trabajo mental y colabora en la apertura de planos superiores. El aceite de almendras era uno de los elementos que las brujas mezclaban con otros ingredientes para elaborar algunos ungüentos.

Coco (aceite de)
género: femenino; planeta: Luna; elemento: Agua
Protección.

Amapola
género: femenino; planeta: Luna; elemento: Agua
Facilita la comunicación con el mundo de los espíritus y los sueños premonitorios.

Canela
género: masculino; planeta: Sol; elemento: Fuego
Espiritualidad, poderes psíquicos y produce vibraciones protectoras.

Cúrcuma
Protector.

-Clavo
género: masculino; planeta:Júpiter; elemento: Fuego
Elimina las fuerzas hostiles y negativas. Produce vibraciones espirituales.

Bardana
Aumenta la percepción y facilita la comunicación con entidades superiores.

Cedro
género: masculino; planeta:Sol; elemento: Fuego
Para llamar a los guías espirituales. Protector potente.

Bolsa de pastor
Desarrolla la videncia y otras aptitudes psíquicas. Buena para estados meditativos.

Gardenia
género: femenino; planeta: Luna; elemento: Agua
Atrae a los buenos espíritus y posee vibraciones espirituales muy elevadas.

Granada
género: masculino; planeta:Mercurio; elemento: Fuego
Su jugo se utiliza como sustituto de la sangre o de la tinta mágica.

Uva
Fruta de Otoño relacionada con lo divino, con lo místico y con la vida.

Espino blanco (tintura de)
Los irlandeses creían que el espino blanco poseía poderes mágicos y curativos. En la religión celta empleaban ramas de este árbol para hacer coronas funerarias para cubrir el ataúd del fallecido. Para esta cultura el espino blanco poseía el poder del equilibrio y era el símbolo de los opuestos.

Aquí podéis leer más sobre “Medium”.

Maka

 

Anuncios

Visita a una Unidad de Salud Mental

(Escrito el 7 de Septiembre)

Esta mañana he estado en un Centro de Salud Mental para hacer un par de preguntas y fotografiar mi última transferencia a lienzo de la fotografía “Muerte interior”, realizada con motivo del Día Mundial de la Salud Mental (10 de Octubre).
Cuando uno entra en un lugar como éste enseguida percibe que entra en “otro mundo”. El tiempo va a otro ritmo (casi da la sensación de que el tiempo no existe), las relaciones personales son diferentes y es que cuando uno entra en un sitio así lo que encuentra es Verdad.
Me dirigía al edificio principal y varias personas han pasado por mi lado, mirándome de arriba a abajo. Un hombre (me ha recordado muchísimo a un poeta que me gusta, Leopoldo María Panero, tanto por su forma de hablar como por su aspecto) se ha apartado de las dos personas con las que iba charlando y mirándome fijamente a los ojos, muy cerca de mí, ha comenzado a entablar una conversación de lo más interesante e intensa (no ha durado más de dos minutos):
-¿Quién eres? ¿Cómo te llamas? (Luego me ha dicho algo en ingles y después en francés y me ha preguntado si hablo alguno de estos dos idiomas; “un poco”, le he contestado).
– He venido porque quiero hacer una consulta.
– ¿En qué puedo ayudarte? Pregúntame a mí, quiero ayudarte. Vente con nosotros, la monitora va por delante. ¿Dónde vives? ¿Eres de aquí? No, tú no eres de aquí, ¿eres de Euskadi?
– No, vivo en Granada.
– Pareces de Euskadi.
– No soy de Euskadi (quizá lo fui en otra vida por la conexión que siento, le hubiera contestado si me hubiera dejado continuar hablando).
– ¿A qué has venido? Dímelo para ayudarte.- Les explico a qué he venido y se alegran mucho de lo que les digo. Me recita una frase de Nietzsche que ahora mismo no recuerdo pero que mientras lo hacía la identificaba perfectamente)
– ¿A qué te dedicas?
– Entre otras cosas a la Fotografía.
– Me encanta como vistes. Eres siniestra. Tienes un aspecto siniestro que me gusta mucho.
Llevas la estrella de Satanás, ¿eres satánica?
– No es la estrella de Satanás y no soy satánica.
– ¿Quieres darle dos besos a mi novia y a mi amigo?
– Si ellos quieren darme dos besos yo no tengo ningún inconveniente (me dice sus nombres mientras me dan dos besos).
– Me llamo (no lo recuerdo) ¿quieres darme dos besos a mí también?
– Por supuesto, ¿por qué no?
– Y eres madre…
– (¿cómo pudo saberlo?) Sí, soy madre.
– Eres madre de un bebé.
– Sí…
– Enhorabuena. Vente con nosotros.
– No puedo.
– ¿Por qué?
– Hoy he quedado y tengo prisa. (Si no hubiera tenido planes seguramente me habría marchado con ellos para hablar un rato más).
– Ven con nosotros un rato.- Le interrumpen los dos acompañantes para decirle que me deje continuar mi camino. Lo comprende-. Cuídate. Encantado de conocerte.
– Cuidaros mucho. Encantada de conoceros.
Continúo mi camino y cuando voy a entrar la puerta tiene la llave echada y no veo a nadie en el mostrador. Encuentro una ventana enrejada por la que hablo con un administrador (un enorme jazmín* oculta parte de la ventana y tengo que acercarme mucho para que podamos vernos; me parece una situación bastante surrealista y dado el lugar en el que me encuentro puedo decir que me gusta).
-¿Qué quieres?.- Me pregunta.
– Quiero hacer una consulta.- Le explico.
– ¿Sabes dónde estás?
– Claro, en una Unidad de Salud Mental.
– Bien. Pues tendrás que preguntar en el mostrador si puedes hablar con el coordinador pero ten cuidado no vayan a encerrarte aquí.
– Bueno, no me extrañaría.- Le sonrío.
– Llevo veinte años trabajando aquí y puedo decirte que es más seguro estar con ellos aquí dentro que con las personas que están ahí fuera.
– Estoy segurísima de ello…
Cuando obtengo las respuestas a mis dudas, me dirijo al coche, saco el lienzo, la cámara y cuando estoy realizando la primera fotografía escucho que alguien viene; por su aspecto me parece que es un enfermo.
– ¿Qué haces fotografiando el manicomio?- Su tono no es demasiado amistoso que digamos.
– Estoy fotografiando un cuadro que he hecho.
Cuando está a mi altura y mira la transferencia, dice con un tono ahora mucho más amable, y diría que hasta compasivo y ello me hace plantearme si quizá yo (o cualquiera de los que estamos “fuera”) esté más enferma que él:
– Cuídate, hija…
– Cuídate tú también.

La transferencia que fotografiaba es “Muerte interior”, obra que hice el año pasado con motivo del Día Mundial de la Salud Mental. Podéis ver las fotografías pinchando la imagen:

Salgo del recinto con la casi seguridad de que volveré, mientras tanto me dirijo a un lugar mágico del que saldré transformada, como suele ocurrir cada vez que voy.

* Me acuerdo de “El hombre jazmín” de Unica Zürn

Maka

 

“MUERTE EN EL BOSQUE DE COVIN”, Gerald Brenan

La paz de los árboles
caerá sobre ti;
alargados brazos esplendentes
en brillante luz de luna serán tuyos para siempre.
Y todos los racimos de flores y estrellas
te esperarán en el palacio eterno;
y por los pasillos sin fin la luz de la luna
vendrá a ti como mujeres extrañas en un sueño.
¿No goteará inmóvil el rocío de los árboles fulgentes?
¿No soplará el viento en la colina?
¿No he de yacer allí frío e inmóvil?

Abril de 1916

Edward Fitzgerald Brenan (Malta, 7 de abril de 1894 – Alhaurín el Grande, Málaga, 19 de enero de 1987), escritor e hispanista británico miembro del Círculo de Bloomsbury. Escribió unos cincuenta libros de viajes (la mayoría), poesía, diarios, una autobiografía.
Vivió varios años en La Alpujarra de Granada (siendo nombrado hijo adoptivo de Ugíjar el 11 de octubre de 1983) y luego se trasladó con su mujer a Málaga.
Su esposa, la poetisa Gamel Woolsey, muere el 18 de enero de 1968 y él muere el 19 de enero de 1987 a la edad de 92 años. Lega su cuerpo a la ciencia y es depositado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Málaga. En 2001 incineran su cuerpo y es sepultado, junto a su mujer, en el Cementerio Inglés de Málaga.

Maka

Inesperada visita a la Catedral de Guadix (Granada) II

Entrar en una catedral siempre resulta sobrecogedor: la luz, el olor, la temperatura, la energía del lugar; la combinación de todo ello trasmuta el estado de ánimo que teníamos antes de cruzar la puerta.

Destacaré con fotografías lo que más me llamó la atención del interior en esta primera visita al templo y no seguirán el orden de mi recorrido porque dejaré para el final lo que más me sorprendió. Quien quiera saber más puede visitar la página web de la catedral.*

Restos de la antigua muralla almohade del s. XIII. Protegía la ciudad por la parte más cercana de la Mezquita Mayor.

 

Y llegamos a lo que me dejó tan conmocionada que tuve que sentarme en una butaca pues frente a mí había una réplica exacta, única en España, de la gran obra maestra de Miguel Ángel, “La Piedad”. La capilla estaba en absoluta oscuridad y un foco iluminaba el grupo escultórico con un efecto tan sobrecogedor que me hizo llorar.

Salgo con una sensación de irrealidad. Me deslumbra la intensa luz del Sol y la temperatura, que ha aumentado 10 grados durante el tiempo que he estado dentro del templo, me parece abrasadora.
Regreso a casa pensando qué extraños son algunos días y que sólo cuando sigues las señales, te dejas envolver por el misterio y te mueves con la intuición: vives de verdad.

Maka

“SI MIS MANOS PUDIERAN DESHOJAR”, Federico García Lorca

Yo pronuncio tu nombre
en las noches oscuras,
cuando vienen los astros
a beber en la luna
y duermen los ramajes
de las frondas ocultas.
Y yo me siento hueco
de pasión y de música.
Loco reloj que canta
muertas horas antiguas.

Yo pronuncio tu nombre,
en esta noche oscura,
y tu nombre me suena
más lejano que nunca.
Más lejano que todas las estrellas
y más doliente que la mansa lluvia.

¿Te querré como entonces
alguna vez? ¿Qué culpa
tiene mi corazón?
Si la niebla se esfuma,
¿qué otra pasión me espera?
¿Será tranquila y pura?
¡Si mis dedos pudieran
deshojar a la luna!

Federico García Lorca (Fuente Vaqueros, 5 de Junio de 1898 – Camino de Víznar a Alfacar, 19 de Agosto de 1936), poeta de la Generación del 27, dramaturgo y prosista granadino.

Maka

Inesperada visita a la Catedral de Guadix (Granada) I

Antes de hablaros de la Catedral de Guadix, os contaré cómo llegué hasta allí.

Lo que en un principio iba a ser una mañana tranquila se tornó en una curiosa y fascinante aventura.
Me disponía a irme sola a pasear por el bosque pero antes de llegar a la salida de la autovía, me encontré con operarios realizando trabajos de asfaltado y era imposible salir de ella porque la vía estaba delimitada por conos: sólo tenía la opción de continuar hacia adelante. Buscaba dónde podría dar la vuelta pero algo en mi interior me dijo”continúa” y cuando esto ocurre no hay posibilidad de discusión: continué. Y durante unos kilómetros iba pensando adónde iba y me acordé de un castillo que he visto y fotografiado por fuera en dos ocasiones pero no he podido visitar aún por dentro y el único día de visitas es el miércoles. Así que con la intención de visitarlo, continué conduciendo. Llevaba un rato ya en el coche escuchando Opeth (combinación que me hace entrar en otra dimensión) cuando me di cuenta de que me había equivocado de carretera, había tomado la dirección que no era en un cruce que conozco bien. Pensé que de todas maneras tendría que haber avisado para concretar la visita (lo leí en un cartel la última vez que fui pero no tenía el número y no sabía dónde localizarlo). Ya casi llegando a la provincia de Almería, hice un cambio de sentido y cogí la carretera hacia Guadix. Entonces recordé que hace años estuve en la plaza de la catedral pero no la había visitado. Quería llegar hasta ella y pensaba en que no tenía ni idea de cómo lo haría y una bandada de pájaros apareció y voló sobre la carretera por la que yo iba; seguí a los pájaros. Unos metros después miré a mi izquierda y ahí estaba la Santa Apostólica Iglesia Catedral de la Encarnación de Guadix; y un único aparcamiento libre…

Como era la hora de misa y no permiten visitas durante el culto me di una vuelta para ver la fachada del monumento. Estaba en la puerta principal del templo cuando se me acerca un hombre y me da un papel con información sobre el tren turístico para visitar las cuevas. Le digo que hoy no voy a poder pero él insiste en que seguro que son de mi interés y sé que es así pero tendría que dejarlo para otro día. También me dice que podría visitar el Castillo de la Calahorra (el castillo al que no llegué porque me equivoqué en el cruce) pero que es necesario llamar por teléfono al guía. Entonces, le explico que no sé cómo he llegado hasta allí y que ya había pensado ir a verlo pero que me había perdido y que de todas maneras no sabía cómo quedar con el guía. Me cuenta algunas cosas interesantes del lugar que hacen que aumenten mis ganas de visitarlo mientras, cuál fue mi sorpresa, saca el móvil y me apunta en el papel que me había dado el teléfono fijo y el móvil de esta persona para que pueda concretar una hora de visita un miércoles que me venga bien. Nos despedimos hasta otra ocasión y me dirijo a la puerta de entrada para iniciar mi visita al interior de la Catedral, en la que aguardaba la gran sorpresa…

La Catedral de la Encarnación está construida donde anteriormente estaba la Mezquita Mayor y ésta, a su vez, fue construida donde previamente había una iglesia hispano-visigoda del s. X.
En la Encarnación, de gran riqueza arquitectónica, se fusionan los estilos gótico, renacentista y barroco.
Las obras comenzaron en el s. XVI con Diego de Siloé y acabaron con Gaspar Cayón en el s. XVIII. Tiene tres portadas: Portada Principal, Portada de San Torcuato y Portada de Santiago.
Su torre-campanario es el elemento arquitectónico que más destaca de su exterior, siendo posible su contemplación desde cualquier parte del núcleo urbano y la Hoya de Guadix.
El interior se divide en tres naves separadas por pilares compuestos por columnas de diferentes órdenes que sujetan arcos formeros; crucero y cabecera, acompañada por la capilla mayor, más un tramo de ampliación. Todos estos espacios se cubren con bóveda de crucería, exceptuando la capilla mayor, cubierta con cúpula y presidida por un tabernáculo de carácter neoclásico con la escultura de la Inmaculada. Destaca la cúpula sobre pechinas ubicada entre el altar mayor y el crucero, con claraboyas alveoladas y una linterna de pequeñas dimensiones.
Además de estas estructuras, existe una fantástica girola de cinco tramos que comunica con el presbiterio a través de arcos de medio punto y por la que se accede a la sacristía con portada del siglo XVI.

Con la entrada puedes acceder a la Pinacoteca, el Museo y la Catedral. En el precio de la entrada se incluye audioguía (con gran calidad de audio).
Se permiten las fotografías sin flash.

Portada de San Torcuato (s. XVIII)

Portada de Santiago

Detalles Portada de Santiago

Portada Principal

En la próxima entrada os enseñaré fotos de su magnífico interior y os hablaré de la gran sorpresa que cité anteriormente.

Maka

“HABLANDO”, Pablo del Águila

Hablando en torno a no sé qué palabras,
a preguntas sin tiempo a pedazos, a marchar porque sí,
porque no quiero y quieres sin embargo.
Preguntando si el cielo y si la tierra
y no sé qué de un mundo que crearon para la muerte nuestra.
Así pasan mis días
y mis noches.
Pronunciando palabras sin sentido —hombre, vivir, naciendo—.
Recordando que tengo entre las manos aire
y que no puedo ser aire yo mismo.
¡Ay mis noches!
Nocturnas noches mías en silencio. Desvelado ante un libro
y una estufa manchada.
Sin pensar en mañana, que es viernes,
ni en ayer, que era viernes. Me siento ante la mesa
y recuerdo otros tiempos en que todo era nuevo
y encontrar a otras gentes para hablar de lo mismo
que si el hombre, que el mundo…

Hablando de nostalgias y deberes
y de estar harto y de querer venirme
a mi rincón más triste
para soñar en los ecos dormidos de alguna voz sin nombre.
Creyéndome en las noches
que mi ventana es mía y conversar con ella
y con el viento oscuro.
¡Ay mis noches que pasan!
Si fuera siempre noche y la vida se fuese…,
pienso a veces, para volver más tarde a hablar de que si el hombre,
o el mundo, o algunas otras cosas, no son como debieran.

Poema extraído de “Poesía reunida (1964-1968)”, Granada: Editorial Silene, 1989.

Pablo del Águila Martínez (2 de Diciembre de 1946 – 23 de Diciembre de 1968), poeta y filósofo granadino. Su obra poética destaca por su profunda angustia existencial.

Maka