241, “Poemario mínimo”, EMILY DICKINSON

Me gusta la apariencia de la Agonía,
porque sé que es verdadera-
el género humano no finge el Espasmo,
ni simula un estertor-

Los ojos quedan vidriados -y eso es la Muerte-
imposible falsear
las perlas de la frente
enhebradas por la Angustia interior

Anuncios